Acceder

Actualidad Educativa

13/06/2018

Hoy el Planetario cumple 51 años

El 13 de junio de 1967 los niños descubrieron el cielo por primera vez

Hoy el Planetario cumple 51 años

El cielo estrellado

Los planetarios tienen como misión divulgar contenidos astronómicos y propiciar la observación del cielo. Proyectar un firmamento impecable con la mayor naturalidad es el máximo recurso para deslumbrar a los visitantes; por esta razón el equipo de proyección es, sin dudas, el corazón que da vida a los planetarios.

Orígenes

En agosto de 1923, brilló por primera vez un cielo estrellado artificial producido por un instrumento llamado planetario, en la ciudad de Jena en Alemania. Lo habían instalado dentro de una cúpula de 16 m. de diámetro armado en la terraza de la empresa Carl Zeiss. Tiempo después, fue trasladado al famoso Museo Alemán de Múnich. 
Al modelo I, que marcó el estándar técnico, le siguieron los modelos II al IX, planetarios pequeños, medianos y sistemas de proyección fulldome.

El milagro de Jena

A comienzos de la década del treinta, numerosas personalidades e instituciones de nuestro país, se hicieron eco de lo que en Europa se denominó “El milagro de Jena”; la Sociedad Científica Argentina, la Asociación Argentina para el Progreso de las Ciencias, GAEA Sociedad de Estudios Geográficos y la Asociación Amigos de la Astronomía, destacaron las ventajas que traería a nuestra actividad cultural, la instalación de un planetario.

Recién en 1958, por iniciativa del entonces Secretario de Cultura de la Municipalidad, Dr. Aldo Armando Cocca, se designó una comisión asesora honoraria para estudiar la adquisición y la futura ubicación de un planetario. El 17 de septiembre de 1959 ingresó al Concejo Deliberante el Proyecto de Ordenanza presentado por los concejales José Luis Pena, Roberto Etchepareborda y Armando P.U. Parodi. Por fin el 28 de diciembre de 1960 se aprueba el proyecto de resolución, que autoriza la adquisición de un planetario Zeiss modelo IV a la empresa Carl Zeiss de Oberkochen - Alemania.

El 13 de junio de 1967 se realizó la primer función para un grupo de estudiantes que contempló el cielo estrellado proyectado por el reluciente Planetario zeiss modelo IV

Una joya en extinción

Con sus 5 metros de altura y 2,5 toneladas de peso, el instrumento Planetario se imponía con su presencia en el centro de la sala. Era imposible no sorprenderse, admirarlo y respetarlo.

Cúpula: 20 m de diámetro. 8900 estrellas fijas proyectadas con colores y variaciones de brillo. Proyectores de la Luna, el Sol y los planetas visibles. Constelaciones. Fases lunares y Eclipses lunares y solares. La Vía Láctea. Nebulosas - Cúmulos estelares - Nubes de Magallanes y otras galaxias. Elementos astronómicos: eclíptica, meridianos y paralelos, escalas de coordenadas, etc. Movimiento diurno del cielo (días y noches) y otros movimientos.

Durante 44 años el Planetario Zeiss brindó funciones en forma continua, manteniendo la excelencia en la calidad de sus proyecciones. El desafío a lo largo de todos estos años fue sumar atractivos a los espectáculos acorde a los avances de las tecnologías vigentes en cada etapa. Por esta razón fueron necesarias muchas adquisiciones que permitieron la permanente actualización.

En octubre de 2015, se inauguró un espacio en el anillo del Planetario del primer piso donde se puede ver el viejo instrumento reacondicionado.

FUENTE: Planetario Galileo Galilei

< Borrar Filtros >